Segmentar pú-bli-cos

Escrito por a las ene 31, 2014

Instituto de Medios Sociales. Cuando se lanza un servicio o un producto al mercado no puede ofrecerse a todos. O por lo menos, no a todos por igual. Lo lógico es que cada producto, en función de las necesidades que pueda satisfacer, esté dirigido a un determinado público. Es lo que se conoce como segmentar el mercado. A los diferentes trocitos de público que surgen tras repartir el pastel se les llama nichos de mercado y están organizados según las características de género, edad, localización geográfica, poder adquisitivo o nivel de estudios que comparten sus integrantes. Incluso Coca-Cola, que hasta hace poco parecía ser el producto de segmentación indiferenciada por antonomasia que –sin embargo- había alcanzado el éxito total, ha creado nuevos productos para también nuevas demandas del mercado: light para los que no quieren engordar, sin azúcares para los jóvenes que se cuidan, de cereza para los cools

Conscientes de que lo importante no es comerse la tarta de un bocado –sino saboreando cada ración-, las redes sociales más importantes están desarrollando mecanismos que permiten a las empresas llegar a los públicos que más les interesan sin gastar esfuerzos absurdos en públicos que pasan de ellas. En Facebook, por ejemplo, la pregunta es clara: ¿cuál es tu público objetivo? Lo demás ya llegará. 

Llegar, hemos llegado a un punto en que las redes sociales son uno de los cuchillos más afilados con los que se trocea el pastel del que hablamos. Son un canal adecuadísimo para acercarnos a los públicos y para que los públicos se acerquen a nosotros. Dicen desde Facebook que las empresas les dijeron que cuando solicitan un anuncio lo que les preocupa es saber a qué segmento de público están llegando –quiénes les escuchan- y, aprendida la lección, trabajan incansablemente en ofrecer técnicas de segmentación cada más exhaustivas que permiten llegar a quien manifiesta más interés que curiosidad.

La digestión de los resultados también progresa adecuadamente, aunque necesita mejorar. Paradojas escolares y paradojas de las redes sociales, que han desarrollado sistemas que identifican y miden el impacto por objetivo, lo que posibilita a los community managers discernir casi con total claridad a quién le importa esto y lo otro. Aquí, contrariamente a lo que dice la canción, se trata precisamente de que a alguien le importe lo que hagamos.

José Sixto García 

¿Qué te parece?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>