¿Qué hacer para ser noticia?

Escrito por a las jul 14, 2014

Instituto de Medios Sociales. Que un perro muerda a un hombre no es noticia. La noticia se produce cuando es el hombre quien muerde al perro. Pues bien, lo mismo ocurre en las empresas: ni todo vale ni todo vale nada. Generalmente a las empresas les gusta ocupar páginas en periódicos o minutos en televisiones y emisoras de radio. No obstante, muchas veces se olvidan de preguntarse “¿qué he hecho yo para merecerme estar aquí?” o “¿qué debo hacer yo para que los medios también se fijen en mí?”.

Desconocer los mecanismos de funcionamiento de los medios de comunicación implica automáticamente no tener acceso a ellos, a no ser que nuestra empresa haya protagonizado algún tipo de escándalo, crisis o información negativa que sí sería noticia, a nuestro pesar. Pero, además, por conocer los engranajes de los sistemas de información –sus rutinas y la pierna de la que cojean-, no podemos caer en el error de creer que todo lo hagamos se convertirá en titular. Miremos alrededor y démonos cuenta de que no somos el centro del mundo.Si hemos cambiado el color de las paredes, si el padre del jefe ha quedado de segundo en un maratón o si nuestra compañera pinta cuadros cuando se aburre será lo más importante del mundo para nosotros, pero no es noticia. Los medios, y sus públicos por tanto, nos exigirán que les aportemos algo actual y novedoso, que sea importante en la zona de difusión por el número de personas implicadas o porque quien provoca la noticia es alguien ya relevante per se. La ley del muerto kilométrico dice algo así como que un muerto europeo equivale a veintitantos muertos chinos, lo que viene a significar que a la gente le importa lo que pasa a su alrededor y lo que tiene interés humano.

De todas formas, para ser noticia no hay una fórmula de la Coca-Cola. A la elección del periodista se suman otros condicionantes como la periodicidad del medio, el espacio o el tiempo disponible o las limitaciones de producción, la publicidad contratada, si podemos ofrecer imágenes y, en definitiva, cómo esté el patio. Es decir, aunque en nuestra empresa haya sido el hombre el que ha mordido al perro y el trabajo de nuestro gabinete sea impecable, la decisión final de publicación no está en casa, sino en el medio. Pensar que todo lo que hagamos será noticia es como pensar que todos los perros son pardos. ¿O eso eran los gatos?

 José Sixto García

¿Qué te parece?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>