Las pymes en Internet

Escrito por a las jun 8, 2017

Instituto de Medios Sociales. Recientemente he coordinado una investigación sobre la presencia de nuestras pequeñas y medianas empresas en Internet. Las conclusiones a las que hemos llegado reflejan que las pymes gallegas prefieren las páginas web a las redes sociales para su presencia en Internet. Tres de cada cuatro (74%) tienen web propia y solo la mitad (50%) está presente en redes sociales. De las pymes con página web, el 36,49% la utilizan de manera exclusiva, aunque la mayoría (51%) apuesta por combinarla con el uso de redes sociales, mientras que solo unas pocas (13,51%) combinan la participación en web, redes sociales y blog.

Facebook es, con diferencia, la red social más utilizada (90% del conjunto y 46% de las que tienen en web), lo que indica que existe una tendencia generalizada a substituir la web por las presencias en Facebook. Le siguen Twitter (27%), LinkedIn (14%), Google+ (14%) e Instagram (12%).

Resultado de imagen de pymes internet

Pero, además, las empresas que usan las redes sociales no se limitan a una: un 24% usa dos redes distintas, un 14% opta por tres, un 10% combina el uso de cuatro, mientras que las pymes que utilizan más de cuatro redes representan el 18% del total. Con todo, el porqué de este uso responde más a una presencia testimonial que a un verdadero espacio de participación con las comunidades de usuarios. En global, la frecuencia de actualización es baja y, a veces, inexistente.

Por tanto, entre las pymes gallegas existe consciencia de que estar en la red es un elemento indispensable para la participación en los mercados actuales, pero saben la teoría y les falla la práctica. Todavía no está interiorizada la idea de que las redes se sustentan en un modelo que va más allá de la presencia corporativa testimonial y, por eso, su utilización se relega, en la gran mayoría de casos, a escaparates no dialógicos que sirven para mostrar y exhibir productos, pero que no refuerzan la interactividad. Como las presencias operan más como expositores que como espacios de interacción, no podemos constatar por el momento una tendencia sistematizada de generación de conversación y posterior confianza entre empresas y clientes, sino que el compromiso se queda en ‘conseguir el seguidor’ y, una vez conseguido, parecen reducirse al mínimo los esfuerzos por mantenerlo y por lograr que también él se comprometa con la marca.

 José Sixto García