Cierra Google Plus

Escrito por a las nov 3, 2018

Instituto de Medios Sociales. Se suele acusar a Marco Aurelio de haber puesto fin a la Pax Romana por una elección poco acertada en sus decisiones sucesorias. Casi 2.000 años después hubo una vez una red social que todos teníamos, pero que nadie usaba, y cuyo nombre es Google Plus, por muy irónico que pueda parecernos lo de Plus… Desde que nació, su supervivencia viene siendo la crónica de una muerte anunciada, aunque ahora ya podamos transformar la crónica en noticia y marcar agosto del año que viene como el mes de su velorio.

Nuevo Google Plus

No quiero ni imaginarme qué siente uno cuando sabe los días que le quedan ni cuando cada 24 de abril que arranca del calendario sabe que será el último 24 de abril que deshojará en su vida. Sin embargo, aún cuando los avances tecnológicos permiten ponerle fecha concreta a las crónicas de las muertes anunciadas, nuestro comportamiento sigue siendo el propio de los romanos y humanos y, quizás por ello, cuando sabemos que la red tiene el agua al cuello, la relación con ella no pasa de ‘un aquí te pillo, aquí te mato’, lo que se traduce estadísticamente en visitas de una duración de menos cinco segundos. Vamos, que entramos a visitarla y salimos escopetados, por mucho que sepamos que sus horas de vida están en un reloj de arena que se consume segundo a grano.

Es lógico. Si no nos convenció antes, no va a hacerlo ahora, a contrarreloj. No nos convenció porque nunca nos ofreció nada ni nuevo ni distinto a lo que ofrecían otras redes sociales en las que ya estábamos acostumbrados a participar. Lo de cambiar por cambiar nunca nos motivó, y menos cuando el nivel de usabilidad es más complejo que en otros espacios de la competencia. La empresa achaca el cierre a una filtración grave de datos privados de sus usuarios durante los tres últimos años. No lo pongo en duda, solo me pregunto si los números de audiencia fuesen buenos si serían tan tajantes. Preguntas que se hace uno.

De momento, se prevé que el cierre de puertas en las narices no afecte a las empresas, que siempre han sido muy proclives a participar en esta red por eso del posicionamiento o, dicho más rápido, porque todo –puerta incluida- queda en casa. Google Plus fue la propuesta de red social que proyectó Google para combatir otras apuestas exitosas como Facebook y, claro, quien la usaba salvaba la casa y salvaba los muebles. Google posiciona mejor a las empresas que están dadas de alta en su red social y les ofrece otros servicios asociados como los mapas o la geolocalización. Unas y otro barrían para casa hasta que se rompió la escoba. Nadie duda de la supremacía de Google como buscador, pero hasta los más grandes se equivocan. Es el mismo cuento de Marco Aurelio, 2.000 años después.

José Sixto García