Blog

Podrás borrarme

Escrito por a las jul 31, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de borrar

Instituto de Medios Sociales. Podrás borrarme, podrás bloquearme, pero nunca podrás olvidarme. Podrás ignorarme, podrás negar que existo, aunque paradójicamente mi apellido sea Sixto, pero cada vez que escuches a Alejandro Sanz seré yo quien venga a tu mente. Es más, cuando pidas tiritas pa’ este corazón partío pensarás en mí, porque nada te gustaría más que que fuese yo tu apósito. Pero hoy tan solo te queda el alcohol que pica en las heridas, aunque la herida ya esté cicatrizada y sigas bebiendo sin ganas ni sed.

Que me ignores no significa que me hayas olvidado. De hecho, quien olvida no se molesta en ignorar, porque la ignorancia –por atrevida- no da lugar a interpretaciones ni silogismos. La ignorancia nunca razona porque es ilusa e ingenua, muy osada, y por eso permite a los botarates meter el pie en cualquier campo ajeno al de su erudición. Al ignorante le cansa la prudencia en la misma dosis que al despechado le cansa curarse. (más…)

Las pymes en Internet

Escrito por a las jun 8, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Instituto de Medios Sociales. Recientemente he coordinado una investigación sobre la presencia de nuestras pequeñas y medianas empresas en Internet. Las conclusiones a las que hemos llegado reflejan que las pymes gallegas prefieren las páginas web a las redes sociales para su presencia en Internet. Tres de cada cuatro (74%) tienen web propia y solo la mitad (50%) está presente en redes sociales. De las pymes con página web, el 36,49% la utilizan de manera exclusiva, aunque la mayoría (51%) apuesta por combinarla con el uso de redes sociales, mientras que solo unas pocas (13,51%) combinan la participación en web, redes sociales y blog.

Facebook es, con diferencia, la red social más utilizada (90% del conjunto y 46% de las que tienen en web), lo que indica que existe una tendencia generalizada a substituir la web por las presencias en Facebook. Le siguen Twitter (27%), LinkedIn (14%), Google+ (14%) e Instagram (12%).

Resultado de imagen de pymes internet

(más…)

¿Adictos al móvil?

Escrito por a las may 2, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de adicto al movil

Instituto de Medios Sociales. La abrazas en las noches que pasaría abrazada a cualquiera. Ella es como tú. Solo necesita unos brazos que la arropen y unos dedos que la toquen. Le da igual si son tuyos o de otro porque a lo que más teme es a la soledad. Le da miedo encontrarse consigo misma, le atemoriza saber quién es. Prefiere no pensar, sentirse arropada y dejar que pasen los días y mueran las noches. Que corra el tiempo mientras se consumen los minutos; huyendo de la soledad, pensando que también ella tiene alguien a quien querer.

Te metes en su bolsillo y le rozas la entrepierna. Es otra manera de matar el tiempo. Por lo menos no camina sola por la calle. Ni tú tampoco, que lo tuyo es más complicado. Ella te habla y tú pones la oreja. Parece que te interesa, pero solo piensas en ti mismo. Qué más te dará a ti lo que te cuenten. Tu función es otra. Bastante cansado estás de aparentar, de que te tiren encima de una toalla mientras ella toma el sol a tu lado y de que te pongan boca abajo cuando siempre necesitas estar por encima de los demás.

Le pones canciones. Esas canciones en las que le juras amor eterno. Se lo juras a ella como se lo podrías jurar a cualquier otra. Bastante tienes con lo tuyo. Te acercas para grabar un audio mientras ella te pone voz de enamorada. No va por ti, pero tú no enteras. Ella ya tiene un plan B por si tú le fallas, pero tú solo piensas en cambiar la a por la o y así seguir matando el tiempo. (más…)

De Snapchat a las historias de Instagram

Escrito por a las abr 1, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de de snapchat a instagram stories

Instituto de Medios Sociales. ¿Qué es foto y qué es historia? Supongo que nunca te habrás hecho esta pregunta porque ni tenemos tiempo para pensar ni queremos hacerlo si no podemos contarlo. Parece una pregunta con respuesta fácil, pero no lo es tanto. Los platos de diseño con una zanahoria en medio y crema de queso de cabra alrededor son una historia, mientras que el posado oficial en la Alhambra de Granada es una foto. No hay ninguna regla escrita para saber qué es foto y qué es historia y, de momento, únicamente nos podemos guiar por la conducta de los usuarios para saber qué debe permanecer en el tiempo y qué debe pasar a la historia en un plazo máximo de 24 horas.

Ahora bien, si no eres –o mejor, si todavía no eres- un fanático de las últimas tendencias en redes sociales puedes estar más perdido que la zanahoria esa del plato y no saber a qué me refiero cuando hablo de fotos y de historias. Te explico la historia. La última moda en Comunicación es la apuesta por el contenido autodestruible, un formato que consiste en narrar la vida en directo, que tiene su origen en Snapchat y que se está popularizando cada vez más gracias a Facebook, Instagram y WhatsApp, que también se ha vuelto un poco cabra y es ahora un poco más red social de lo que era cuando no tenía ni barba ni estados. (más…)

Esas fotos no os retratan

Escrito por a las feb 7, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de judas iscariote

Instituto de Medios Sociales. Me dais miedo. Es veros y se me revuelve el alma, cuando ni siquiera sé si la tengo. ¡Me da tanto pavor pensar que el ser humano pueda recoger tanta hipocresía entre sus brazos! Los mismos brazos con los que os abrazáis en las fotos, cogidos por los hombros, como si fuera con pegamento, agarrando bien fuerte para que no se suelte la mano y traicionera baje hasta la espalda para clavar la puñalada.

Me da miedo solo pensar lo que os diréis los unos a los otros con lo amigos que sois. Si a mí, que nunca he pasado de un estimado conocido, me habéis hablado tanto y tan mal que hasta a veces era yo quien tenía que poner el freno para defender a vuestros amigos, qué os diréis entre vosotros. Si a mí, que solo se me escribía por pura cortesía, tengo el móvil cargado de whatsaaps y mensajes matadores que dejan ver lo falsos que sois y el mal que os deseáis, qué no os diréis entre vosotros.

Me dais miedo porque nunca he creído que se pueda tener tan poca dignidad como matar el tiempo con gente a la que criticáis sin medida, por muy aburridos que estéis. Mirad una peli, dad un paseo alrededor de casa o cogeros un libro, que los hay bonitos e ilustran. Ellos, los libros, que no os den miedo. Incluso los hay de moda y es ahí donde os explican que los pantalones tobilleros cuando llueve a mares son una paletada, y que, por consiguiente, a la playa no se va con bufanda… Hay otro tipo de libros donde vienen los significados de las palabras. Se llaman diccionarios. Coged uno y buscad coherencia, falsedad e hipocresía. Luego, podéis hacer lo propio con la palabra  ‘amistad’. Os aseguro que su significado os va a sorprender.

Cuando sepáis lo que significa coherencia entenderéis que cuando decís una cosa y hacéis justamente la contraria me dais miedo. No podéis tener todavía las manos ensangrentadas de las puñaladas que os metéis y usar el mismo cuchillo para repartiros el pan en las cenas. Atacadme diciendo que Judas Iscariote también estuvo en la última cena y responderos que no en la fracción del pan y el vino porque quien mandaba ya lo había enviado a hacer sus cosas incluso antes de que lo traicionara. Y, sí, los que estáis pensando que esto va por vosotros, efectivamente, va por vosotros.

 José Sixto García

Perdón es solo una palabra

Escrito por a las ene 12, 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de lagrima

Instituto de Medios Sociales. Perdón no es más que una palabra. Como cualquier otra no exige más esfuerzo que su articulación o su cobarde escritura en las teclas de algún dispositivo electrónico. Al perdón se lo lleva el viento al igual que a las palomitas, a las vacaciones o a cualquier regalo de los que la RAE nos ofrece para endulzarnos la existencia. Cuando las palabras no van acompañadas de hechos su valía es tan efímera como su pronunciación. Cuando las palabras se usan sin la intencionalidad de la conducta que implican su significado se merma y carece de sentido.

Pedir perdón es tan fácil como dar las gracias. Nos hemos acostumbrado tanto a decir estas palabras que con frecuencia se quedan en una mera verbalización alejada del cambio de actitud y conducta que debería suponer lo primero, y del agradecimiento más profundo y más sincero que debería implicar lo segundo. Cuando pedimos perdón y nuestro comportamiento no cambia nos volvemos todavía más miserables y cuando damos las gracias como quien dice hasta luego nos volvemos un poco más egoístas. Si lengua y corazón caminan por separado no seremos más que pusilánimes borregos que convierten la nobleza en vulgaridad.

Las empresas y sus avivadas comunidades sociales son humanas. Por más inverosímil que nos parezca en la retaguardia de todos esos perfiles de Instagram hay alguien con lengua y corazón que, por consiguiente, habla y siente. Lo que pasa es que habla tanto y siente tanto que hemos infravalorado el poder de sus palabras y el valor de sus sentimientos. Es como el que putada tras putada pide perdón y da las gracias por aceptarlo como si eso fuese un ritual estratégico en el que todo vale porque todo se perdona. Perdonar demasiado al que actúa mal, al que yerra, es la mayor injusticia para el que actúa bien. Es algo así como esa insana costumbre de esperar por los que llegan tarde, mientras que el esfuerzo de los que han llegado a tiempo no ha valido para nada. Si decimos que las empresas son humanas es lógico que puedan equivocarse y que puedan pedirnos perdón. También que puedan agradecernos por escogerlas y rechazar a la competencia. Lo malo viene cuando se pierden la ética y la deontología y los actos pasan a un segundo plano porque ya habrá tiempo de que nos puedan perdonar. Como dice la canción de Alejandro Sanz, “tus actos te definen”, por eso, siempre es mejor enseñar a no ofender que enseñar a perdonar…

 José Sixto García 

Parejas y redes sociales

Escrito por a las dic 5, 2016 en Sin categoría | 0 comentarios

Instituto de Medios Sociales. Desde el punto de vista académico, un estudio realizado por la Universidad de Brunel en Londres revela que las personas con una autoestima baja son las más propensas a alardear de sus relaciones de pareja en las redes sociales. Desde el punto de vista de la otra universidad –la de la vida-, dime de qué presumes y te diré de qué careces. No hace falta ser psicólogo para interpretar que las personas inseguras y acomplejadas son las que necesitan una mayor aprobación social que les atestigüe que sus carencias no son percibidas. Como creemos que para su salud mental es positivo, con frecuencia, les hacemos pensar que nos chupamos el dedo cuando nos cuentan sus películas y cumplimos obedientemente nuestro papel previsto en el guion. Hay quien lo hace por hacerles felices, quien lo hace por pereza y quien lo hace porque ni le va ni le viene.

Resultado de imagen de parejas redes sociales

(más…)

Los fantasmas sociales

Escrito por a las oct 31, 2016 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de fantasmas redes sociales

Instituto de Medios Sociales. He dormido con los ojos abiertos esperando al fantasma que debía venir a visitarme esta noche, pero como lo ha hecho, me aplicado el cuento ese de ir yo a la montaña a ver qué pasaba. Puse un pie sobre el acelerador y el otro sobre la tierra y he buscado fantasmas en los castillos de Mota, Coca, Arévalo y Manzanares el Real. Y no he encontrado ninguno, ni en la montaña ni en los castillos.

Percatado yo que lo mío con Mahoma no era ni un parecido, he rebuscado con esmero entre almenas y adarves, hasta darme cuenta que los fantasmas que había imaginado de niño solo estaban en los decorados de aquel programa de TVE llamado La noche de los castillos y que, por tanto, las alcobas aderezadas se los habían llevado, dejando mi imaginación igual de rica e igual de imaginaria.

No había fantasmas ni en los pasadizos ni en las mazmorras, porque -para sorpresa mía- estaban todos en mi bolsillo. Parece como si todos se hubieran escapado de las piedras de la torre del homenaje, hubieran traspasado la tela de mi pantalón y se hubieran escondido en las redes sociales que mi móvil alberga en su pantalla de inicio.

He visto fantasmas en Twitter, en Facebook y en Instagram. Me han contado sus películas y me las he creído por partes. Me han dicho que eran la leche y no me han sabido a desnatados. Han fanfarroneado tanto que he pensado que algo de verdad tenía que haber en tanta fantasía. Han engrandecido sus historias y les han dado una importancia que no tendrían ni en la mejor de las novelas. Y, así, cual delirio de quijotada, alguien me susurró “mire vuestra merced, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino” y aumentar los likes de Instagram para venderle motos con las ruedas pinchadas. Y así, calabazas aparte, esta noche de Halloween me ha servido para comprender que tengo muchas más posibilidades de encontrarme un fantasma en las redes que entre cuatro paredes. Se ha dicho.

José Sixto García

La sonrisa es una técnica de marketing

Escrito por a las oct 3, 2016 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de sonrisa falsa

Instituto de Medios Sociales. La sonrisa es una técnica de marketing. Cuando sonreímos da la sensación de que todo nos va bien y trasladamos a nuestro interlocutor una cierta complicidad apoyada en la seguridad de la gestualidad corporal. Desde niños siempre nos han dicho que sonreír es gratis y que pocas cosas hay mejores que alegrarle el día a los demás con una buena sonrisa. Sin embargo, hay sonrisas que yo no las entiendo. No entiendo la sonrisa de Rita Barberá ni la de Pedro Sánchez. No entiendo la sonrisa de Miguel Blesa ni la de Rodrigo Rato. No las entiendo. Parece como si todos ellos se hubiesen formado en la misma escuela de Marketing de donde ha salido la receta del pollo a la Pantoja y cuya máxima es esa de “dientes, dientes, que es lo que les jode”.

Pues no, señores, no nos fastidia su sonrisa, lo que nos jode es su ridiculez. Lo que nos jode es que se hayan reído de todos nosotros como si fuéramos tontos y que ahora sigan insultando a nuestra inteligencia pensando que nos creemos sus sonrisas como si lo fuéramos de remate –lo de tontos, digo- y cuando sus manos largas, sus mentiras o sus objetivos personales están más por los suelos que la cola del vestido de la propia Panto.

No, señores, no nos cuela. Su técnica de marketing es patética. Sus sonrisas falsas no nos convencen porque no son ni transparentes ni creíbles. Si su sonrisa fuese de verdad hubiesen cerrado los ojos al reír, hubiesen mostrado sus patas de gallo y nos hubiesen deleitado con sus dientes inferiores. Todo lo demás es falso. No nos cuela porque ustedes no tienen ningún motivo para sonreír por mucha cara que tengan. Por mucha cara que tengan no pueden florearla con una sonrisa de oreja a oreja porque, a pesar de que ustedes tuviesen un deseo, ese deseo no se ha transformado en una demanda, así que su estrategia de marketing no está conseguida y es lamentable. (más…)

Ahora es el momento

Escrito por a las sep 5, 2016 en Sin categoría | 0 comentarios

Resultado de imagen de here and now

Instituto de Medios Sociales. Llega septiembre y con él la vuelta al cole. Es el tiempo de las asignaturas pendientes y, sin duda, para muchas PYMES y autónomos su gran asignatura pendiente es el hueso ese que no son capaces de sacar y que -más que con su esqueleto- tiene que ver con su envoltorio. Con su envoltorio digital.

A día de hoy nadie se cuestiona que gestionar la comunicación es tan importante como gestionar los asuntos financieros o administrativos. Sin embargo, que nadie se lo cuestione no significa que todos lo hagan. La comunicación sigue siendo como esa alacena que tanto nos cuesta abrir, mientras que ella continúa impasible cogiendo moho y que ya limpiaremos cando faga aire. En el trato directo con comerciantes o empresarios es habitual escuchar frases del tipo “sé que lo tengo que hacer, pero a ver cuándo” o “sé que es importante, pero todavía no he podido”. No me convences; ahora es el momento. Invertir en comunicación es invertir en todas las áreas de la empresa, pues su rentabilidad es directa en todas ellas porque posibilita colocar en el mercado un producto que sin comunicar solo cogerá polvo y más polvo en unas estanterías cada vez más invisibles.

Las redes sociales, por ejemplo, están al alcance de todos. No requieren grandes desembolsos económicos ni un máster en Comunicación, aunque sí formación especializada para no llenar nuestro escaparate de trapos sucios y bodrios caducados. Las redes sociales te permiten enseñarle tu producto al mundo. No te asustes. Quizás el mundo sea demasiado grande o demasiado inalcanzable, pero tú puedes elegir con quién quieres mantener un rico diálogo e ir sacando tus cositas de detrás del mostrador en función de lo que tus clientes busquen. Insinúate, pero también enseña. Diles por qué eres bueno y cómo les puedes aportar valor. Deja que ellos te pregunten y responde con rigor. Tú no puedes decidir por ellos, pero ellos podrán escogerte por tus decisiones. No tienes que justificarte diciéndome que lo sientes. Ni yo ni nadie tenemos que perdonarte, el perdón es solo una palabra, lo que importan son tus actos y las consecuencias que de ellos se derivan. Ahora puede ser el mejor momento.

José Sixto García.